fbpx

Llevar a cabo acciones de marketing online sin tener en cuenta tu público objetivo es como salir a la puerta de tu negocio y gritar las ofertas, pero más caro. Definir quien es nuestro púbico objetivo (o target) supone los cimientos de nuestro estrategia de marketing online y por supuesto nuestro plan de marketing, tal y como hemos comentado en post anteriores.

¿Cómo sabemos cual es nuestro público objetivo?

Muy sencillo, es el conjunto de personas a las que nos dirigimos, es decir, que pueden estar interesadas en adquirir nuestros productos o servicios.

Para ello usaremos rasgos demográficos objetivos: sexo, género, edad, renta media, localización, nivel de estudios, … si nuestra actividad está dirigida al consumidor final, claro.

Por ejemplo, si nuestro negocio se trata de un centro de estética, nuestro público objetivo serán mujeres que residan en nuestro barrio, con una edad comprendida entre los 16 y los 40 años.

¿Esto quiere decir que los hombres de otros barrios no pueden venir a nuestro negocio? NO, no quiere decir eso. Definir tu público objetivo no supone decir a quien vas a atender y a quien no, es decir cómo es tu cliente tipo (Buyer persona), basándote en las características de tu producto y en experiencia previa.

De esta manera aprovechamos al máximo nuestra inversión en publicidad, ya que si hacemos un anuncio para ese público objetivo es más fácil que llegue a clientes potenciales.

¿Y segmentar nuestra estrategia de marketing online?

En general dentro de nuestro público objetivo podemos encontrar varios “subgrupos” diferenciados ya que tu puede estar comprendido por personas entre los 10 y los 90 años, pero no te puedes dirigir de la misma manera a un niño que a un anciano.

Para eso es para lo que segmentamos, para adecuar el mensaje y la vía de comunicación a quien queremos que lo reciba, no solamente para que le llegue, si no para que le resulte atractivo.

Segmentar nuestro público objetivo es importantísimo.
En base a ello desarrollaremos las distintas acciones de nuestro plan de marketing digital y muchas veces nos ayuda a definir la línea estética de nuestro negocio, de hecho, hay muchas marcas que crean líneas de negocio diferentes para los distintos segmentos a los que se dirigen.

¿Cuando tendremos que tener en cuenta los segmentos?
Pues prácticamente para cualquier acción: escoger las redes sociales en las que quieres estar, elegir el tono para interactuar con tus follower, hacer creatividades para publicaciones y anuncios, …

De nuevo, otro ejemplo: si nuestro negocio fuera una bolera con parque infantil nuestro público objetivo serían hombres y mujeres de la localidad de entre 5 y 20 años (a groso modo), si quisiéramos hacer un anuncio sobre una promoción encontraríamos dos segmentos diferentes:

  1. Público infantil: entre los 5 y los 9 años, que aprovecharían la promoción en el parque de bolas, por lo que las creatividades han de ser más infantiles y en facebook principalmente, ya que aunque nuestro público objetivo es menor de edad pero nos dirigimos a sus padres.
  2. Público juvenil: entre los 10 y los 20 años, que aprovecharían la promoción en la bolera, las creatividades serían más adultas, en tonos oscuros y principalmente en Instagram, ya que es donde se encuentran la mayoría de jóvenes de entre 16 y 30 años (según el estudio de redes sociales de IAB), aunque también invertiríamos en facebook, para llegar a los padres y madres de los niños de entre 10 y 14 años.

Esto no nos lo hemos inventado nosotros

Como casi todo, en la definición de una estrategia de marketing digital, esto no es nada nuevo, simplemente se ha adaptado del marketing tradicional. Aunque gracias a las distintas herramientas como Google o Facebook Ads nos permite llegar exclusivamente a nuestro público objetivo, pudiendo así optimizar hasta el último euro de nuestra inversión.

Por ejemplo las cuñas publicitarias de radio: dependiendo de lo que se esté anunciando se escoge una cadena y una franja horaria, de manera que la audiencia sea lo más parecida al segmento al que nos queremos dirigir.

En resumen, definir nuestro público objetivo es conocer a quien nos queremos dirigir para que la comunicación sea lo más eficaz posible. Algo sencillo pero fundamental.

Si necesitas orientación sobre segmentación (o cualquier otro tema marketiniano que se te resista) recuerda que en AB Social Media estamos para ayudarte, así que ¡no dudes en ponerte en contacto!

× Hola

Pin It on Pinterest

Share This