fbpx

Cuando nos planteamos lanzarnos junto a nuestra agencia de confianza en una campaña de inbound marketing, quizá todavía queden algunas dudas en el aire: segmentación del público, analítica de resultados, creación de contenidos y formatos… Sin embargo, nosotros consideramos que, si hay un aspecto que suela ser problemático para definir, este son las fases en las que se divide una campaña. Puede que hayas oído hablar de ellas; son las temidas e incomprendidas TOFU, MOFU y BOFU, que podemos traducir como Top, Middle Bottom of the funnel, es decir, del embudo de conversión.

A continuación, te explicamos cada una de las fases principales. Ten en cuenta, no obstante, que antes de lanzarte en una campaña de inbound marketing hay otras cuestiones que deberías solucionar: ¿cuál es tu público?, ¿tienes varios target?, ¿en qué canales se habla más del mismo?, ¿necesitas varios targets hacia los que apuntar?, ¿cómo piensas explotar las buyerpersona en las fases posteriores de captación y fidelización? Todo ello,  como te imaginarás, requiere de un estudio sobre la mejor forma de implantar tu campaña, algo que según las tendencias en inbound para 2016 es uno de los puntos clave donde las marcas más han fallado estos últimos años.

¿Qué es TOFU, MOFU y BOFU?

Para simplificar esta idea, nos imaginaremos un camino donde a medida que avanzas este se va estrechando; además, en este camino, puedes coger rutas alternativas: estas alternativas conllevan abandonar la ruta que hemos trazado, mientras que al final de la misma, el usuario llega hasta nosotros y se convierte en cliente del servicio o producto a través del que le hemos guiado a lo largo de ese camino, que no es más que el embudo de conversión.

¿Y por qué las campañas de inbound marketing funcionan mediante un embudo? Sencillamente, porque es la única forma posible de segmentar todos los interesados en un tema o en un contenido (leads) que llegan hasta nosotros.

TOFU (Top of the funnel)

Imaginemos una campaña de inbound marketing basada en el marketing de contenidos para las distintas fases de la conversión, ¿de acuerdo? En la primera, TOFU (Top of the funnelcrearemos un contenido lo más viral posible para llegar al máximo número de visitas; un blog es la herramienta perfecta para esto. En este caso, un post como este sería perfecto para presentarnos como una agencia de inbound a tener en cuenta como referencia en el sector.

MOFU (Middle of the funnel)

En la segunda fase, MOFU, el objetivo de la marca debe ser empezar a distanciarse como una opción a escoger para futuros proyectos (o productos); en este caso, por ejemplo, podríamos crear un eBook para los suscriptores con las 10 cosas que hemos aprendido tras más de 100 campañas de inbound marketing exitosas para distribuir entre la buyer persona que hemos definido para esta fase del embudo de conversión.

BOFU (Bottom of the funnel)

Por último, BOFU es la parte más estrecha, los usuarios que ya te consideran una marca de referencia y que, si no son ya clientes, están a punto de convertirse; aquí, lo más importante es la personalización de la oferta: ¿qué valor diferencial podemos ofrecerles frente a otras fases del embudo? Quizá puedas crear contenido específico u ofrecerles una auditoría de sus cuentas en redes o un trabajo inicial de analítica web gratuito…

Las fases de una campaña de inbound marketing se mueven entre el usuario que tiene una necesidad que cubrir hasta la compra de un producto o servicio de nuestra marca y, más allá, la analítica de resultados, que nos sigue ayudando a crecer tras el éxito de la misma.

Ya sabes que al final, te dejanos los artículos que hemos escrito para que amplies información.

 

Si quieres empezar a trabajar con Inbound Marketing, lo mejor es que te descarges una lista de tareas (Checklist) con los pricipales elementos.

campaña de Inbound Marketing

× Hola

Pin It on Pinterest

Share This